Rusia decide ‘resucitar’ su avión-insignia, el IL-96


IL-96

IL-96

Desarrollado a finales del período soviético, el avión de pasajeros de ancho fuselaje y de largo recorrido Il-96 fue la joya de la aeronáutica civil de la URSS. En los turbios tiempos tras la disolución del país, la aeronave no alcanzó una popularidad masiva. Ahora, el Gobierno ruso decidió devolverle la vida al antiguo proyecto. ¿Con qué fin?

Rusia aprobó invertir unos 940 millones de dólares en la creación de la nueva modificación del emblemático avión, designada Il-96-400M, informa el medio ruso Vzglyad.

Según el contrato, el fabricante —la empresa ‘Il’ SA— debe construir y ensayar el prototipo del avión en 2019, y para 2020, lanzar su producción en serie. En total, el Gobierno ruso ordenó la construcción de siete aeronaves.

Con el aumento de tamaño y el uso de la versión modernizada de sus motores anteriores, previsto por el proyecto, el nuevo Il-96-400M será capaz de albergar hasta 415 pasajeros, es decir, un centenar más que su antecesor más popular, el Il-96-300.

Además, todos los equipos de a bordo serán actualizados para los estándares modernos, informa el medio.

Pero ¿es viable la idea?

Il-96-400T_cockpit

Cockpit Il-96-400T

Modernizar los aviones de pasajeros es una práctica mundial, por ejemplo, el diseño del Boeing 747 es dos décadas mayor que el de Il-96, pero sigue volando”, señaló a Vzglyad el director del portal aeronáutico ruso ‘Avia.ru’, Román Gusárov.

El desafío —y en el caso particular del nuevo avión, el problema— radica en sus ventajas competitivas.

Para el Il-96-400M, el problema más grave consiste en el uso de cuatro motores en vez de dos, como lo hacen sus competidores extranjeros. Esto, a su vez, proviene de usar un motor inherentemente obsoleto desarrollado en la misma época que su portador —a finales de los noventa—.

Sea modernizado o no, gasta más combustible, ni hablar de que cuatro motores requieren un mantenimiento más caro, comentó Gusárov.

Con unos motores modernos, el Il-96-400M sería una opción prometedora para los vuelos comerciales, totalmente comparable con sus homólogos extranjeros. Con los vigentes, pierde económicamente“, destaca el experto aeronáutico.

El constructor general de la empresa fabricante, Nikolái Tálikov, coincide en esta evaluación.

Motor PD-14

Motor PD-14

Más aún, el futuro cambio de los cuatro motores existentes en favor de dos versiones pesadas del novedoso motor ruso PD-14 —llamados PD-35—, está planeado desde el inicio, afirmó el ingeniero.

No obstante, se estima que el PD-35 sea certificado para los vuelos no antes del 2024, y su ‘destino’ real es el avión de ancho fuselaje ruso-chino ShFDM / C929, previsto para realizar su primer vuelo en 2023 y diseñado como el rival directo de los Boeing y Airbus más modernos.

Entonces, ¿para qué modernizar una aeronave anticuada?

Se podría resumir en cuatro conceptos. Competencias, prestigio, defensa… y futuro.

El Gobierno ruso ha considerado estas razones para el rejuvenecimiento del Il-96, teoriza Vzglyad.

Es un proyecto relativamente barato: los 940 millones de dólares asignados no se comparan con los 10.000 millones que Rusia invertirá en el proyecto con China.

Por este precio, los ingenieros rusos mantendrán sus competencias en la creación de los aviones de ancho fuselaje. Basta notar que solo tres regiones actualmente pueden hacerlo en todo el mundo: EEUU, la UE y Rusia. En cierto sentido, esta experiencia ayudará también al avance del proyecto conjunto ruso-chino.

El Il-96-400M será el avión del presidente ruso. “Es difícil imaginar que el líder de Rusia monte un avión de fabricación extranjera, aunque se trate de un proyecto conjunto“, opina el medio.

Un avión de fabricación propia es una ‘póliza de seguro’ contra cualquier problema externo, sea el aplazamiento del proyecto del C929 o el empeoramiento de las relaciones con EEUU o la Unión Europea.

Finalmente, los aviones de la serie ‘Il’ desempeñan en la Defensa rusa el papel de aviones del ‘Día del Juicio Final’. Son puestos de mando voladores capaces de controlar las armas nucleares del país en caso de un conflicto nuclear. Solo Rusia y EEUU los emplean, y un avión extranjero sería inimaginable en este rol.

Según las estimaciones previas, el Il-96-400M costará unos 120 millones de dólares. Sería comparable con el precio de los aviones de fuselaje estrecho de Airbus y Boeing, y casi un centenar de millones menor que sus aeronaves de la misma clase.

El precio ya es bastante atractivo, pero para las aerolíneas también importa la amortización. Cuando llegue el motor PD-35, los ‘Il’ pueden resultar muy competitivos. Y para ese tiempo —2025—, las grandes aerolíneas rusas ya tendrán que sustituir sus existentes Airbus y Boeing“, concluyó el experto aeronáutico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s