Rusia entra en la era de los aviones sin piloto


Los aparatos aéreos no tripulados son el eje del desarrollo de la aviación moderna. En Rusia son requeridos no solo por la cartera de Defensa. Conocidos también por el vocablo inglés drone son indispensables en caso de averías en lugares de difícil acceso, para controlar de la situación ecológica o en el patrullaje para verificar la situación en bosques y tuberías.

Yakovlev Pchela 1T

La tarea planteada ante los ingenieros rusos a corto plazo es la producción de aviones no pilotados que, por sus características, no tengan que envidiar a los modelos de fabricación extranjera.

Hoy en día, EEUU e Israel están a la vanguardia en el diseño y la producción de aviones no tripulados. Los drones militares mostraron todo su utilidad, por ejemplo, en la destrucción de bases de terroristas en Pakistán, Yemen y en Somalia. En cien veces ha aumentado, en la última década, la cantidad de aviones no tripulados en las fuerzas armadas de EEUU. La URSS, ya en las décadas del 70 y del 80 del siglo pasado era uno de los líderes en la producción de aparatos de ese tipo. Evgueni Miasnikov, del Centro de Estudio de problemas del desarme, la energía y de la ecología explicaba que solo TU-143, a control remoto, fueron producidos cerca de un millar:

Irkut-2M

Los aparatos del tipo Race resolvían exitosamente las tareas de espionaje. Eran empleaos y continúan empleándose blancos no tripulados para probar armamento de defensa antiaérea. Cuando ahora se habla de aviones no tripulados, se centra sobre todo la atención en tareas totalmente nuevas, que es posible resolver como resultado de los logros tecnológicos y científicos contemporáneos.

La pérdida de posiciones en la producción de aparatos no tripulados de nueva generación en Rusia ha sido el motivo para recurrir a los fabricantes extranjeros. En 2010, el Ministerio de Defensa optó por el modelo israelí, explica Andrei Fomin, director de la revista “Vzliot”:

Luch

Luch de Consorcio Vega

Fue comprada una partida de aparatos no tripulados, es más, de tres tipos diferentes. En primer lugar se buscaba asimilar la explotación de tales sistemas. Por cuanto, es sabido que Israel está bien avanzado en esa materia. Y ya en adelante, con el objeto de organizar la producción bajo licencia.

En tanto, en Rusia, en la última década se han creado numerosos proyectos de aviones y helicópteros no tripulados. ¿Acaso no es mejor renunciar a las importaciones y pasar a la producción de modelos nacionales?

Ahora resulta mucho más fructífero aprovechar ya sea proyectos propios o ciertos proyectos conjuntos, o simplemente comprar en el extranjero algo no interesante, considera Andrei Fomin:

Dozor-600 de Kronshtadt

En este sentido no somos a tal grado un país incapaz. Si construimos aviones gigantes, incluidos los supersónicos, ¿será posible que no podamos crear uno pequeño no tripulado? Pienso que este asunto será resuelto próximamente.

Y en esa dirección ya hay progreso. Antes de fines de año se realizarán las pruebas del primer aparato no tripulado de ataque de la compañía “Tupoliev”. La cartera de Defensa firmó además contratos con la Oficina de Diseños “Sokol”, de Kazan, y con la compañía de Petersburgo “Tranzas”, para el diseño de nuevos aparatos. Se piensa en la construcción de aviones no tripulados de espionaje y de combate, de una a cinco toneladas de peso. Ambos aparatos realizarán sus primeros vueltos dentro de dos años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s