Grusha: presente y futuro


Los primeros aparatos voladores sin piloto “Grusha”, destinados a la recogida de datos y reconocimiento, fueron puestos al servicio de la Flota del Báltico. Los aparatos fueron construidos por el consorcio ruso Izhmash.

Grusha

En opinión de los expertos, estos aviones corresponden a la categoría de mini-clase de nivel mundial. Sus principales funciones son: reconocimiento y observación de pequeño radio de acción: 10 km. De los nuevos aparatos sin piloto estarán provistas las unidades de infantería de Marina y unidades de infantería motorizada de las tropas costeras de la Flota del Báltico de Rusia. Más tarde se planifica dotar de tales aparatos todas las unidades. Es un acontecimiento emblemático: los aviones sin piloto no solo se diseñan y se exhiben en exposiciones, sino que comienzan a emplearse en las Fuerzas Armadas, puntualiza Denis Fedutinov, experto ruso en aparatos sin piloto:

El año pasado las tropas de tierra realizaron ensayos comparativos de aparatos sin piloto de mini-clase. Fueron seleccionados varios aparatos que más convenían a las exigencias de estas tropas.

La compañía rusa Transas recibió un pedido para crear un aparato adecuado. El nuevo aparato será diseñado acorde con los requisitos de los militares.

Importa destacar que en la clase de mini-aparatos Rusia ocupa un lugar rector en el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s