Marina Popovich: “Madame MIG”


Para Marina Popovich a quien sus colegas llaman “Madame MIG”, los récords no eran sino su trabajo común y corriente. Ella es la única piloto del mundo que estableció 101 récords en aviones de diversos tipos. En su nuevo libro “Soy piloto” la legendaria Marina Popovich, que hace poco celebró su 80 aniversario, cuenta su vida en la aviación. 

Marina Popovich

Marina Popovich

Marina Lavrentyevna Popovich (Мари́на Лавре́нтьевна Попо́вич) tiene una historia fantástica. Nacida el 20 de julio 1931 en Velizh distrito de Smolensk alcanzo el grado de coronel de la Fuerza Aérea Soviética, habiendo realizado estudios de  ingeniería.

Ella llegó a ser aviadora, si bien todo, parecía, se oponía a ello. El impedimento principal era su pequeña estatura: 150 cm, quiere decir que los pies no alcanzaban los pedales. La chica de 14 años decidió “alargar” sus piernas. Encontró ciertos dispositivos de alpinista y pidió que se la colgara por las piernas con la cabeza para abajo. Para la edad de 16 años, ora gracias a sus ejercicios, ora creció naturalmente, su estatura aumentó a 161 cm y fue admitida en el club aeronáutico, realizando primero saltos en paracaídas.

Pero María quería apasionadamente ser piloto militar profesional, pero por entonces en Rusia entre ellos no había mujeres. En 1958 Marina pudo entrevistarse a duras penas con el mariscal Kliment Voroshilov. Con su decisión “Pido a título de excepción enviarla a una escuela de aviación”, él le abrió camino a la aviación.

Comenzó a volar en 1948. En 1951, se graduó de la Escuela de Aviación de Novosibirsk, y luego trabajó como ingeniera de diseño (1951-1953). Tras su paso por la Escuela Técnica Central DOSAAF en Saransk , trabajó brevemente como instructora, a partir de 1958 se convirtió en una piloto instructor en el Aeroclub Central Chkalov. Más tarde se graduó de la Academia  de Aviación Civil de Leningrado.

En 1960, Marina Popovich se convirtió en una maestra de la técnica de pilotaje de aviones a reacción. En 1962 fue invitada como candidata para formarse como cosmonauta , pasando satisfactoriamente el examen médico para el segundo grupo de cosmonautas y fue piloto de reserva de la Vostok 6, que fue finalmente tripulada por Valentina Tereshkova.

En 1964, Popovich se convirtió en piloto de pruebas, comandante de AN-12 GNIKI en la Fuerza Aérea. Fue ella la primera piloto de prueba femenina que rompió la barrera del sonido en un caza a reacción MiG-21 (Por la que recibió el apodo de “Madame MiG”).

Como comandante de la nave  “Antei” (AN-22) gano diez records mundiales. La tripulación del último vuelo registrado, dirigido por Popovich, cubrió una distancia de 1000 km a una velocidad superior a 600 km / h, con un cargamento de 50 toneladas.

Entre los años 1979-1984 M. Popovich trabajó como piloto de pruebas en Antonov Design Bureau en Kiev. Más tarde – sirvió como presidenta de la asociación de vuelo “Milestones” en Tushino.  A nivel de ingeniería ha trabajado en el centro A. Akimov en el estudio los campos de torsión. Es profesora en ciencia aerodinámica y vicepresidente de la Gerencia Internacional de la Universidad de la ciudad de Arkhangelsk.

Tiene en su haber 101 récords mundiales en más de 40 tipos de aeronaves y mas de 6.000 horas de vuelo en su registro, habiendo sobrevivido a 6 accidentes aéreos. Sin duda ella es una de los pilotos más famosos la historia de Rusia, y una de los pilotos femeninos más importantes de todos los tiempos.

La popularidad de Marina Popovich, piloto y beldad rusa, era inverosímil. “Debido a la grande fama, no oí el rumor del tiempo que se iba”, bromea ella. En EEUU, por ejemplo, se la llama tan solo como “Madame O.K.”. Justo con tal titular el New York Times publicó una fotografía de gran tamaño de Marina tras su actuación en el show aéreo en Lakeland. La cuestión consiste en que a todas las ordenes del dirigente de vuelos desde tierra ella respondía ”¡O.K.!” porque no sabía inglés y no entendía nada. Marina se acuerda de aquel vuelo porque ayudó a encontrar un sponsor para tratar a niños rusos minusválidos. Cuando yo y Vladimir Voropáev de la fundación “Salud de la Patria” llegamos a Nueva York, se nos aconsejó que dirigiéramos al financiero norteamericano, señor Vance, recuerda Marina.

Marina Popovich

Marina Popovich en la actualidad

Entramos en su gabinete y yo digo a Vladimir que mire a un rincón: allí estaba mi fotografía grande. Vance nos recibe muy afablemente. Resulta que era dirigente de aquel vuelo. “Yo pregunto si el tren de aterrizaje está soltado. Tomo los prismáticos. Usted responde “O.K.”, pero yo veo que éste está escamoteado. ¡Santa Madonna! No hemos controlad a la rusa y ella, puede que haya llevado una bomba”, dice Vance. Y allí, a 40 km, se encuentra el cabo Cañaveral, de donde se lanza Discovery. “Acaso ha pensado así?”, le pregunto. Él responde: ¿Pero Usted no ha reaccionado de forma alguna”. 

Los méritos de Marina Popovich fueron distinguidos con muchas condecoraciones, incluidas las de Héroe del Trabajo Socialista, las órdenes de la Valentía y la Estrella Roja, se le entregó la Gran Medalla de Oro de la Federación Internacional de Aviación. Asi mismo su nombre se dio a una estrella en la Constelación de Cáncer.

El libro “Soy piloto” es ya el Nº 18, pero el primero que cuenta de ella misma. Los demás están dedicados a sus amigos y colegas. “La magia del cielo” al dos veces Héroes de la URSS, piloto cosmonauta Pável Popovich, primer marido de Marina y padre de sus dos hijas, Natalia y Oksana. Actualmente abuela de tres nietos, esta  casada actualmente con Boris Zhikharev, General Mayor del Aire retirado, también piloto y que fue jefe de inteligencia del Ejército y  subjefe de Estado Mayor del Ejército.

Cualquier cosa que haga Marina, dondequiera que se encuentre, siempre ha sentido que es piloto y solo después, madre, esposa, amiga, escritora. Por eso incluso su deseo a los lectores tiene una orientación “aérea”: “alas seguras en la vida”.

Interesada en la fenomenología paranormal, ha practicado con la telepatía y la visión del aura. Marina Popovich ha sido muy franca sobre la realidad OVNI. Ella escribió un  muy interesante llamado UFO Glasnost (Publicado en 2003 en Alemania) y ha dado conferencias públicas y entrevistas al respecto. Ella ha mencionado más de 3.000 avistamientos de ovnis por los pilotos militares y civiles soviéticos. Aunque la calificación de sus declaraciones no son oficiales, dice que la Fuerza Aérea Soviética y el KGB  tenían en su poder fragmentos de cinco ovnis que se estrellaron en  Tunguska (1908), Novosibirsk y Tallinn (Estonia), Ordzhonikidze y Dalnegorsk (1986). Popovich dijo que los desechos se habian analizado y la conclusión fue que no fueron fabricados en la Tierra con la tecnología terrestre.

Recorred ahora su vida a través del siguiente vídeo, que aunque la locución sea en ruso (lo siento no hay traducción), las imágenes son suficientemente explicitas como para que lo entendáis.

Y ya para cerrar este pequeño paseo por su vida y logros, no me queda mas que haceros la recomendación que tratéis de conseguir alguno de sus libros (desconozco si hay traducción al español de ellos) y simplemente a modo de homenaje personal a Marina Popovich, la cual respeto y admiro profundamente y que tengo la fortuna de conocer en persona solo quiero decirle una vez mas…

ДОРОГАЯ МАРИНА ЛАВРЕНТЬЕВНА! С ДНЁМ РОЖДЕНИЯ!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s