En Rusia aparecerán airbuses A-380


Moscú se suma al club de poseedores de aviones A 380. En pos de las compañías aéreas de Norteamérica, Singapur y de los Emiratos Árabes, Rusia comenzará a usar los mayores airbuses del mundo ya en 2015. Cuatro nuevos aviones sustituirán varios Boeing 747-300. Según los pronósticos de los expertos, los vuelos serán más cómodos y los billetes más baratos. 

El número de pasajeros en Rusia aumenta casi un 6 % anualmente, más que el promedio mundial. En relación con esto, según la opinión del vicepresidente de la compañía Airbus, Christopher Buckley, Rusia necesita un parque de aviones espaciosos que puedan descongestionar algunas rutas. El avión A 380, capaz de realizar vuelos de 15 mil km sin aterrizaje, es una variante ideal, asevera la directora general de Transaero Olga Pleshakova.

En estos aviones habrá dos clases de servicio y no menos de 700 plazas. Esto preverá el empleo de dichos aparatos en rutas muy concurridas. Por el momento, se trata de la región del Caribe, Asia Suroriental, algunos países de Oriente Medio y África del Norte. El precio de los billetes asimismo estimulará los vuelos en este avión, señala Pável Fliorov, experto en componentes de aviones:

“Al día de hoy el A 380 por el precio asiento-kílómetro, el principal índice de la aviación civil, es el aparato más económico, incluso en comparación con su principal rival: el Boeing 747”. 

Sin embargo, los expertos puntualizan que la renovación del parque de aviones pone nuevas exigencias a los pilotos. El mando del A 380 se distingue considerablemente del manejo del Boeing. En cambio, a los pilotos que volaban en airbuses más compactos no les será difícil adaptarse al nuevo avión, dice el experto ruso Pável Fliorov.

“La cuestión consiste en que en la compañía Airbus hace tiempo que rige la concepción fly-by-wire. Es decir, las cabinas de todos los aviones, a partir del A 318, el más chico, se parecen al máximo una a la otra en lo funcional. Son electrónicos, en vez del volante se emplea una palanca de control lateral. Resulta mucho más barato capacitar a los pilotos”. 

El aeropuerto Domodédovo se prepara para recibir estos aviones cuya envergadura de alas llega a casi 80 metros. El servicio de este avión exigirá un alto nivel de preparación del personal, señala Alexei Komarov, presidente del consejo de redacción de la revista Transporte Aéreo.

“Esto se debe no sólo a las dimensiones del Airbus: para atender rápidamente tal avión se necesitan dispositivos especiales, escaleras altas o “puertas de dos niveles” (gates). La administración de Domodédovo se ocupa por el momento del equipamiento del aeropuerto. Los primeros A 380, pertenecientes a compañías extranjeras, pueden aparecer en Rusia ya el año que viene”. 

La necesidad de ampliar su parque de aviones surgió también en la compañía Aeroflot. En el Salón Aeroespacial Internacional de este verano los representantes de la compañía expusieron su propósito de adquirir tales aparatos gigantes. Ahora han de preocuparse los aeropuertos: es necesario preparar las pistas para recibir estos gigantes en otras ciudades. Actualmente ambas compañías rusas preven usar airbuses tan solo en rutas internacionales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s