El FGFA es un hito en la cooperación militar entre India y Rusia


Rusia y la India firmaron definitivamente el contrato para el desarrollo del caza de quinta generación FGFA para la Fuerza Aérea india en la base del flamante caza ruso T-50 que actualmente desarrolla con éxito el ciclo de vuelos de prueba.

T-50

Las partes suscribieron el contrato preliminar de su diseño ya en 2008, cuando el proyecto de aviación de combate (PAK FA, por su siglas en ruso) entró en la fase final de su realización. En el marco de este proyecto fue desarrollado el caza ruso Т-50.

En este período, se determinaron las principales características del caza indio, con ciertas diferencias de la versión rusa.

Entre ellas, el número de tripulantes (la Fuerza Aérea de la India prefiere aparatos de dos pilotos, la aviónica y el armamento ya que además del instrumentos y armamento de fabricación rusa, el caza indio posiblemente llevará sistemas de fabricación nacional y extranjera.

Desde el inicio del proyecto hasta el primer vuelo experimental, la construcción del caza ruso duro cerca de diez años. Pero el caza indio será construido en plazos más cortos, porque la mayor parte de trabajos ya fue realizada en el marco del proyecto del PAK FA.

El primer vuelo del FGFA indio puede efectuarse en los próximos 5 ó 6 años, y su producción en serie en 2018 ó 2019.

El desarrollo del FGFA continúa la larga historia de cooperación ruso-india en el ámbito técnico militar que dura ya casi unos 50 años.

Recordamos que la primera etapa de la cooperación militar entre Rusia y la India comenzó en 1962, cuando la Unión Soviética suministró armamento y material militar a Nueva Delhi durante su conflicto con China.

La segunda etapa comenzó a finales de la década de los 60, cuando la India empezó a fabricar aviones, armas de tiro y otro armamento bajo licencia soviética.

Para la década de los 1980, los suministros del armamento y material bélico soviético o su fabricación bajo licencia satisfacían un 75% de las necesidades del Ejército indio que, para los 1990, tenía en sus arsenales el mismo porcentaje del armamento soviético.

Simultáneamente, la industria india alcanzó un alto nivel de desarrollo y obtuvo la capacidad de diseñar sus propios modelos de armamento.

A partir de aquel momento, la industria de Defensa de la India empezó a desarrollar varios proyectos independientes, incluidos misiles balísticos y antiaéreos, buques de combate, vehículos blindados y aparatos aéreos de varios tipos.

Según muestra la experiencia, la India no siempre pudo realizar proyectos militares por su cuenta, debido a particularidades de su desarrollo y un relativo atraso tecnológico de su industria militar en comparación con Rusia y otros países de Occidente.

Como por ejemplo, el sistema de defensa antimisiles Akash cuyo desarrollo duró casi 25 años, desde 1984 hasta 2009, con características comparables al sistema de defensa antimisiles Buk creado en la URSS a principios de los 1980.

El proyecto del tanque indio Arjun, que se desarrolló durante casi 30 años, tampoco fue exitoso.

Finalmente, el gobierno indio decidió que el desarrollo conjunto es la mejor forma de cooperación porque en este caso la India puede adquirir la necesaria experiencia técnica para conseguir resultados garantizados gracias a los avances del fabricante principal.

No obstante los diseñadores rusos desempeñan un papel importante en el desarrollo de nuevos buques de combate para la Armada india, es decir, fragatas y destructores de nueva generación, submarinos nucleares del proyecto ATV y portaaviones.

Además, la India continúa importando buques fabricados en Rusia, incluido el crucero portaviones Vikramaditya (Almirante Gorshkov) modernizado en Rusia por encargo de India.

Al mismo tiempo, continua la construcción de fragatas del proyecto 11356 para la Marina de Guerra india. Nueva Delhi tiene intenciones de firmar contrato para el suministro de tres buques más de este tipo en adición a tres fragatas construidas y las tres que están construyéndose.

En primavera de 2011, India planea recibir en arriendo el submarino nuclear ruso del proyecto 971I con el fin de emplearlo para preparación de los tripulantes indios para otros submarinos de fabricación nacional.

A juzgar por todo, Rusia continuará suministrando a la India la mayor parte de los aparatos aéreos y buques de combates de varios tipos.

El armamento y material para las tropas terrestres indias serán de fabricación nacional o suministrados por otros países.

Los mercados de aviación y buques de combate son los más importantes para Rusia. La Fuerza Aérea y la Marina de Guerra de la India, más fuertes en el mundo, exigen suministros del material moderno de grandes dimensiones para mantener el potencial militar y asegurar el futuro desarrollo.

La cooperación entra Rusia y la India también es posible para realizar contratos militares con países del Tercer Mundo mediante la fabricación conjunta del material destinado a la exportación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s