Jan Nagórski, el primer piloto artico


Hasta 1914, tan solo un aerostato y una aeronave se habian aventurado en intentos por llegar al Polo Norte. Los aeroplanos habian quedado ajenos a esta contienda. Ninguno de ellos habia sobrevolado la region artica. Los primeros vuelos de aeroplanos mas alla del circulo polar artico fueron realizados aquel año por un oficial de Marina ruso, el Teniente Jan Nagórski…

Haz click para ampliar

Jan Nagórski

Jan Nagórski (en ruso: Иван Нагурский) nació el  27 de enero de 1888 en Włocławek, que por aquel entonces formaba parte de la Rusia Imperial (hoy pertenece a Polonia). Hijo de una familia de molineros y tenía cuatro hermanos. Asistió a la escuela secundaria en Wloclawek donde completo sus estudios. En 1905 después de dejar la escuela trabajó como maestro en una escuela rural en Krosniewice.

En 1906 ingresó en la Escuela de Infantería Junker Odessa. El 06 de agosto 1909 fue ascendido a teniente y asignado al 23o Regimiento de fusileros de Siberia, estacionado en Khabarovsk.

A finales de 1910 presentó un informe de admisión al Colegio Superior de Ingeniería Naval y continuó sus estudios en San Petersburgo.

Se graduó en 1909 en una escuela de infantería en Odesa y en el Aeroclub de Rusia en 1912. Al año siguiente logró completar su formación en la Escuela de Ingeniería Naval en Gátchina, cerca de San Petersburgo, donde obtuvo sus alas. Fue uno de los primeros pilotos de la Armada Imperial rusa.

Teniente Jan Nagórski en 1912

Junto con su formación en aviación, en julio de 1913 Nagórski defendió con éxito su título de ingeniería naval y fue designado a la Oficina Hidrográfica de la principal.

Por iniciativa de la Sociedad Geográfica de Rusia el 18 de enero 1914 el Consejo de Ministros encomendó a la Secretaría de Marina la mision de organizar la búsqueda de las expediciones perdidas en el Ártico de Georgy Sedov, Georgy Brusilov y Vladimir Rusanov que se habian realizado en 1912.

Las operaciones de búsqueda habian sido confiadas a la oficina hidrográfica principal. El Jefe del Departamento de Hidrografía , Teniente General M. E. Zhdanko le preguntó a  Nagórski su opinión sobre la posibilidad de vuelo en el Ártico y se le encargó la difícil misión de localizar las expediciones perdidas.

Nagórski no tenía experiencia polar, y entró en correspondencia con Amundsen. Originalmente Nagórski considero el uso de un hidroavión Grigorovich de “M-5”, pero luego optó por el “Farman MF-11”

Farman MF.11

El Farman MF.11 era un desarrollo del MF.7 diseñado por el frances Maurice Farman. Presentaba un aspecto bastante más moderno que su antecesor, pero no era tan fácil de manejar. De formula biplana, con el ala superior mas larga que la inferior. Las alas estaban unidas entre si por montantes de madera y por cables de acero en diagonal. Con la misma técnica estaban realizados los planos de cola. El fuselaje estaba construido con cuatro largueros principales de soporte que salían de las alas, sostenidos por montantes y cables que se continuaban hasta sostener los planos de cola. La cola contaba – en su parte inferior – con un muelle de acero (bequille) para frenar la carrera en el aterrizaje. El motor estaba ubicado en la parte posterior de la carlinga y hacia accionar una hélice propulsora, de dos palas, en madera de nogal, cuyo borde de ataque estaba revestido en latón. En sus primeros diseños en el MF.11 el piloto estaba sentado en la parte delantera de la aeronave con el observador de su retaguardia otorgando al piloto una visibilidad libre de obstaculos del terreno próximo. Conservaba unos patines delanteros que sobresalían de las ruedas para disminuir el riesgo de capotaje; esta característica dio origen a su apodo de -Shorthon = Cuernicorto-. Fue utilizado tanto en misiones de reconocimiento y de bombardeo como en cometidos de enseñanza. Participó en operaciones durante la Primera Guerra Mundial. En diciembre de 1914 llevaron a cabo la primera misión nocturna culminada con éxito del conflicto de 1914-18.

Entre sus principales caracteristicas del Farman MF.11 encontramos las siguientes

Dimensiones:

  • Longitud: 9,48 m.
  • Envergadura: 16,13 m.
  • Altura: 3,30 m.
  • Superficie alar: 52,0 m²
  • Diámetro rotor principal:
  • Diámetro rotor cola:

Peso:

  • Vacío: 615 kg.
  • Máximo al despegue: 920 kg.

Rendimiento:

  • Velocidad Máxima: 110 km/h
  • Velocidad de Crucero: 95 km/h
  • Tasa de ascenso: 1.50 m/s
  • Techo maximo: 3.800 m
  • Carga alar: 18,00 kg/m²
  • Autonomia: 3.45 h
  • Alcance: 300 km
  • Carga: 305 kg

Motores: un de dion bouton de 8 cilindros en v refrigerado por aire de 80 CV de empuje

Haz click para ampliar

Cabina del Farman MF.11

Con estas caracteristicas Nagórski considero que este modelo se ajustaba mas a las necesidades basicas de la mision encomendada en el Artico, por ello encargo a la fabrica de Farman dicha aeronave con unas cuantas modificaciones.

El 21 de mayo 1914 Nagórski fue a París a la planta de Farman para la recepción de la aeronave. Además, visitó la fábrica de Renault, que  fabricó el motor de la aeronave de 80 CV. El avión estaba equipado con flotadores para el despegue y el aterrizaje en el agua, era capaz de elevar cargas de 300 kilos y alcanzar velocidades de hasta 100 km/h. El combustible a bordo debia ser suficiente para cinco o seis horas de vuelo. Aquí Nagórski trató de contratar a un técnico de aviones frances para que estuviera al servicio de la aeronave durante la expedición, pero no llego a ningun acuerdo.

El 14 de junio, después de 18 vuelos de prueba, el avión fue desmontado y embalado en ocho cajas. El 22 de junio Nagórski fue a Christiania, donde las cajas se cargaron en el  “Eclipse”. En total, la expedición contó con la presencia de cuatro buques, entre ellos “Eclipse” y “Gert” habían sido comprados por el gobierno segun las necesidades de la expedición, el “Andrómeda” y “Pechora” fueron arrendados.

El líder de la expedición de rescate, el capitán 1 º Rango Ishaq Islyamov se mostraba escéptico sobre la idea de una búsqueda por aire, pero Nagórski recibió el apoyo de  Amundsen y Otto Sverdrup. El 30 de junio el  “Eclipse”, bajo el mando de Sverdrup dejó Christiania.

El 01 de agosto, el “Eclipse”  habia llegado a Aleksandrovsk-on-Murman (ahora Polyarny). Aquí se unio un experimentado técnico de la Aviación Naval Yevgeny Kuznetsov,  miembro de la tripulación de voluntarios, que llegaron de Sebastopol.

Yevgeny Kuznetsov

Nagórski partio de Arkhangelsk para Nueva Zembla con la nave “Pechora” al mando del Capitán 2 rango P. Sinitsyn. el 13 de julio de 1914, precisamente el dia en que se habia dado en Rusia la orden de movilizacion general.

Al llegar a Nueva Zembla el “Pechora” fondeo en la Bahia de Krestov el 3 de agosto, la aeronave fue montado por Nagórski y Kuznetsov en el campamento Olginskiy auxiliados por miembros de la tripulación del Pechora. El trabajo fue difícil. Las temperaturas durante el día llegaban a +1 º C, pero la noche caian por debajo de cero. El montaje duro dos días y tras ello el 21 de agosto Nagórski voló por primera vez poniendo en marcha una serie de vuelos de reconocimiento en las difíciles condiciones del ártico.

Tras ello y sin perder tiempo, Nagórski cargo a bordo  alimentos para 10 días y otros pertrechos, y junto con Kuznetsov volvió a despegar a las 16:30. A las 20:50, y tras cubrir la distancia de 450 kilómetros, Nagórski amerizo felizmente. El primer vuelo artico en la historia de la humanidad  duró 4 horas y 20 minutos.

Nagórski realizo cinco vuelos de reconocimiento de larga duración (21, 22, 23 de agosto de 1912 y 13 de septiembre) a una altitud de 800 a 1,200 metros a lo largo de la costa occidental de Nueva Zembla y Tierra de Francisco José. Durante el último vuelo llegó al paralelo 76ºN. La duración total del vuelo fue de 10 horas y 40 minutos, una distancia de unos 1.060 kilometros.

Haz click para ampliar

Vuelos de Nagórski

Nagórski no pudo encontrar la expedición de Sedov, pero obtuvo una valiosa experiencia como primer aviador polar en la historia. El 23 de septiembre 1914 los aviadores y ei avion desmontado regresaron a Arkhangelsk, y de allí a San Petersburgo.

El 14 de octubre de 1914 Nagórski personalmente comunicó los resultados de Teniente General Zhdanko. Además, Nagórski presentó un proyecto de vuelo para el Polo Norte. Este queria organizar una expedición a la isla de Rudolf – es la isla más septentrional de la Tierra de  Francisco Jose. Desde la base principal hacia el norte, cada 200 km, tenia previsto construir tres bases auxiliares con pistas, existencias de alimentos y combustible. Zhdanko quedó impresionado con la idea, pero el estallido de la Primera Guerra Mundial habia creado un problema más urgente. De acuerdo con los resultados de la expedición Zhdanko presento a Nagórski para la obtencion de la “Orden de San Estanislao”.

Su informe al Almirantazgo preparado tras su regreso, así como un informe de los logros de Nagórski realizado por el almirante Mikhail Zhdanko, incluían una serie de sugerencias que resultarían muy valiosas para todos los aviadores polares, entre ellas, la idea de pintar de color rojo todos los aviones que operasen en el Ártico, para hacerlos más visibles. Sus logros demostraron que el Polo Norte podría ser alcanzado por avión.

Haz click para ampliar

Farman MF.11 de Nagórski en Cross Bay, Nueva Zembla

El detallado informe de Nagórski se publicó en un lujoso volumen  repujado de cuero y fue presentado al Ministro de la Marina Imperial Ivan Konstantinovich Grigorovich. Después de algún tiempo el informe regresó con una resolución real “He leído con placer.” En esta ocasión a Nagórski el 06 de diciembre de 1914 se le impone la Orden de Santa Ana de Tercer Grado..

Haz click para ampliar

Nagórski, el heroe tras su hazaña

A su regreso del Ártico, Nagórski volvió al servicio activo en la aviación naval durante la I Guerra Mundial. Estacionado en Åbo (Turku) en Finlandia, operó con una variedad de aviones en misiones de patrulla sobre el mar Báltico y mandó un escuadrón aéreo de la Flota del Báltico. Durante ese tiempo, realizó el primer bucle con un hidroavión (17 de septiembre de 1916). Al día siguiente repitió el loop dos veces con su avión experimental Grigorovich H-9. Es por ello que esta considerado como el primer aviador en realizar un «loop» (maniobra acrobática) con un hidroplano. Por sus servicios durante la guerra, Nagórski fue galardonado con cinco medallas militares rusas. Al año siguiente, su avión fue dañado sobre el mar Báltico y Nagórski fue declarado desaparecido. Después de varias horas en el mar, fue rescatado por un submarino ruso, y llevado a un hospital militar en Riga. Se recuperó rápidamente y regresó a su unidad, pero el informe de su recuperación nunca llegó al cuartel.

Después de la Revolución de Octubre, la unidad de Nagórski se integró en el Ejército Rojo y tomó parte en la Guerra Civil rusa. Regresó a Polonia en 1919 y trató de unirse al Ejército polaco, pero fue rechazado debido a su servicio pasado con los rojos. En el caos de la guerra civil rusa, los archivos personales de Nagórski se perdieron y fue declarado muerto por las autoridades rusas. A continuación, se asentó en el sur de Polonia y empezó a trabajar como ingeniero y diseñador de frigoríficos y refrigeradores para el azúcar y la industria del petróleo.

En 1925, las noticias de los vuelos de Nagórski en el Ártico llegaron a Richard Byrd, que se puso en contacto con él y le pidió más detalles sobre las condiciones meteorológicas y otros consejos. La información obtenida resultó valiosa durante sus expediciones posteriores al Ártico y el Antártico. Entre otros pioneros de la aviación ártica que aprovecharon la experiencia de Nagórski están Walter Mitteholzer y Boris Chukhnovsky. Olvidado en Polonia y dado por muerto en Rusia, Nagórski adquirió mucha fama sin siquiera saberlo. En 1936, una estación meteorológica en Tierra de Francisco José, fue nombrada en su honor como Nagurskoye (80°49′N 47°25′E / 80.817, 47.417).

Nagórski sobrevivió a la II Guerra Mundial y continuó su carrera como trabajador civil en Gdansk y luego como ingeniero en Varsovia.

Jan Nagórski en los años 50

En 1955, durante una de sus conferencias, Czesław Centkiewicz, un renombrado explorador polar polaco y autor, presentó a la audiencia una breve nota biográfica de un «largamente olvidado pionero de la aviación, el piloto ruso Ivan Nagorski que murió en 1917». Nagórski, que seguía interesado en la exploración de las regiones polares y estaba presente en la conferencia se puso en pie y anunció que él no era ruso y que definitivamente no estaba muerto. Esta revelación obtuvo una amplia difusión en los medios de comunicación polacos y los logros de Nagórski fueron redescubiertos. A sugerencia de Centkiewicz, Nagórski describió sus vuelos árticos en un libro titulado El primero sobre el Ártico («Pierwszy nad Arktyką», 1958). En 1960 publicó Sobre el ardiente Báltico, las memorias de su I Guerra Mundial. («Nad płonącym Bałtykiem», 1960) Como reconocimiento final de sus hechos, Nagórski fue galardonado con la medalla “Polonia Restituta” por las autoridades polacas.

El 27 de julio de 1956 Nagorsky voló a Rusia – la primera vez en casi 40 años. En Moscú se reunió con los pilotos polares Chuhnovsky, Yanov Vodop, Shevelev y Titlovym. Chuhnovsky fue el primer aviador soviético, que volo en el Ártico después de Nagorski – una década más tarde, en 1924. En Leningrado Nagorsky se reunió con Vera V. Sedova, viuda de George Sedov, cuya expedición estaba tratando de encontrar en 1914. El viaje de Nagorski a la Union Sovietica finalizo con una visita a Odessa.

Murió en Varsovia el 9 de junio de 1976 a los 88 años y fue enterrado en el cementerio Wólka Węglowa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s