Medvédev condecora a tripulación de avión ruso que salvó pasajeros tras aterrizaje de emergencia


El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, entregó hoy condecoraciones estatales a miembros de la tripulación del avión Tu-154, que el pasado septiembre realizó un aterrizaje de emergencia en la república de Komi, en el noroeste de Rusia.

“Gracias al coraje, profesionalismo y firmeza lograron aterrizar de emergencia en condiciones muy adversas y salvar la vida de los pasajeros”, dijo el mandatario ruso.

Medvédev recordó que en los últimos años es el primer incidente de esa índole que acaba con un final feliz.

“En la vida siempre hay lugar para el heroísmo, pero su profesión es distinta, y lo saben muy bien desde el momento que la eligen. Cuando los pasajeros suben al avión, confían a ustedes sus vidas. De su precisión, firmeza y disposición para tomar decisiones rápidas depende tanto su vida, como la de sus pasajeros”, dijo el líder ruso a la tripulación del Tu-154.

Al entregar las distinciones, Medédev señaló que esos títulos no constituyen el premio más adecuado.“El mejor premio para ustedes no son títulos estatales, sino el agradecimiento de los pasajeros del avión, sus familias y todo el país”, concluyó el presidente ruso.

El pasado octubre, Medvédev firmó un decreto para adjudicar títulos de Héroe de Rusia a los capitanes de la nave Andrei Lamánov y Evgueniy Novosélov. También recibieron distinciones otros siete miembros de la tripulación del avión.

Tu-154 realizaba un vuelo del aeropuerto de Poliarni en Yakutia, situada en el extremo oriental de Rusia, al aeropuerto Domodédovo de Moscú. A su bordo se encontraban 72 pasajeros y nueve miembros de la tripulación.

Cuando la nave se encontraba a más de 10.000 metros de altura fallaron los sistemas de navegación y radiocomunicación. Los pilotos decidieron descender a una altura menor y pasar a vuelo visual, pero a 3.000 metros de altitud se activó la alarma de falta de combustible por haber dejado de funcionar las bombas eléctricas.

La tripulación decidió realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Izhma en Komi, cuya pista no tenía capacidad para recibir aviones del tamaño de un Tu-154. El aterrizaje tuvo que realizarse sin poder accionar las aletas compensadoras (flaps) debido al fallo de los respectivos motores eléctricos.

El avión aterrizó en un tercer intento y se salió de la pista unos 200 metros. Todos los ocupantes de la nave -entre ellos una mujer embarazada de 36 semanas y tres niños-  salieron ilesos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s