Fiat CR-32: un digno oponente


El Fiat CR.32 fue un caza biplano italiano, con posibilidad de cargar bombas, diseñado en 1933 por Celestino Rosatelli para FIAT tomando como base el modelo Fiat CR.30.

No contento con las prestaciones del Fiat CR.30, Celestino Rosatelli y su equipo de diseño produjeron un nuevo caza, muy parecido al CR.30 pero con sustnciales mejoras y menor tamaño. Se consiguió mejorar la maniobrabilidad al redistribuirse más correctamente el peso, principalmente al colocar los depósitos de combustible sobre el eje de gravedad del aparato. El prototipo del Fiat CR.32, matriculado MM.201, voló por primera vez el 28 de abril de 1933, y en abril de 1934 comenzó la producción en serie.

Haz click para agrandar

Fiat CR.32

Los primeros aparatos se entregaron a la Regia Aeronautica en 1934 y fueron encuadrados en los Stormi n.° 1, 3 y 4. Los aviones de serie poseían hélice de paso variable y podían estar equipados con un radio transmisor, cámara vertical panorámica y afustes para bombas. Se comenzaron a realizar conversiones a partir de 1939 con vistas a reducir peso y mejorar las prestaciones. El éxito del Fiat CR.32 quedó demostrado por la gran cantidad de pedidos de exportación que obtuvo.

El Fiat CR-32 era un sesquiplano (biplano con el ala inferior mucho más pequeña) monomotor monoplaza de caza y estructura metálica, presentando una estructura de fuselaje que estaba constituida de tubos de duraluminio con uniones en acero de alta resistencia y construida en cuatro largueros en los vértices del prisma rectangular que formaba el esqueleto principal, reforzado por montantes inclinados, determinando un sistema de vigas en triángulos, revestido en chapa de duraluminio y tela de algodón.

Haz click para ampliarEn la parte anterior se encontraba el motor, fijado a dos largueros de duraluminio. La planta motriz, un Fiat A-30 RA bis de 600 Cv y 12 cilindros en V, refrigerado por agua y que movía una hélice bipala metálica en aluminio y paso ajustable en tierra. Detrás se encontraba el depósito principal de gasolina, en posición baricéntrica y con capacidad para 342 litros de combustible.

Fiat A-30 RA

Fiat A-30 RA

El armazón de las alas era biplano del tipo rígido de estructura triangular. El plano superior era el de mayor envergadura y profundidad y llevaba en sus extremos los alerones. Los largueros, en número de dos por superficie, eran de duraluminio y de sección rectangular, estando reforzados con crucetas en disposición triangular. Las costillas y falsas costillas estaban fabricadas en tubo cuadrado de duraluminio, yendo todas las superficies útiles revestidas en tela de algodón y barnizado metálico.

Ambos planos se hallaban sostenidos por montantes del tipo Warren en tubo de acero de sección perfilada aerodinámicamente, con refuerzo de tirantes en hilo también de acero. Las partes móviles eran todas de revestimiento textil y costillaje interior en duraluminio, estando provistos los alerones de compensación por unas pequeñas superficies montadas exteriormente.

En el plano superior y entre las dos semialas, se encontraba el depósito auxiliar o de reserva con capacidad para 25 litros, en un cuerpo de forma fuselada. Los empenajes, de igual construcción que los planos principales y las superficies estabilizadoras, constituían una sola pieza horizontal, siendo la incidencia regulable en tierra y en vuelo desde la cabina.

El puesto de pilotaje era de tipo abierto y parabrisas triédrico, con colimador de puntería tubular tipo S. Giorgio. Estaba provisto de asiento reglable en altura y apoyacabezas fuselado. El cuadro de instrumentos constaba de los siguientes elementos: Termómetro agua-aceite, tacómetro cuentarrevoluciones, brújula OMI tipo 03, anemómetro, indicador de virada, variómetro, altímetro, indicador de nivel, manómetro de aceite, manómetro de combustible y avisador de incendio.

Haz click para ampliar

Cockpit

Asimismo, el piloto contaba con instalación de oxígeno (bombona, inhalador y máscara) y extintor de anhídrido carbónico. Tras del asiento, en montaje vertical y con acceso exterior por panel desmontable, podía ir instalada una cámara fotográfica A.G.R.61 ó A.G.R.90 para película formato 13 x 18 y con manejo desde el tablero.

Como armamento disponía de dos ametralladoras Breda SAFAT de 12,7 mm, ó dos de 7,7 mm, ó una de cada, en instalación fija sobre capó, sincronizadas con el motor, disparando a través del arco de la hélice y con una dotación de 400 cartuchos cada arma. Como armamento lanzable los CR-32 podían llevar 100 Kg de bombas en distintas combinaciones.

Breda-SAFAT, mod 35, cal 7,7 mm

El Fiat CR-32 disponía de gran maniobrabilidad, facilitada al colocar los depositos de combustible sobre su centro de gravedad. En Abril de 1934 se inició la producción en serie, siendo entregados los primeros a las escuadrillas 1ª, 3ª y 4ª de la Regia Aeronautica. Los aviones de serie poseían helice de paso variable y podían llevar un aparato radiotransmisor, cámara vertical panorámica y soportes para lanzar bombas.

Su envergadura era de 9,5 metros, su longitud de 7,45 metros y su altura de 2,63 metros, con una superficie alar de 22,10 metros cuadrados. La relación peso-potencia era de 2,1 Kg por caballo de potencia del motor. Su velocidad máxima era de 356 Km/h a 3.000 m de altura y la velocidad máxima de crucero de 275 Km/h. La velocidad máxima de aterrizaje de 105 Km/h. El tiempo de subida a 6.000 metros de altura de 14 minutos y 25 segundos. Su techo máximo era de 7.850 metros y el techo práctico de 7.550 metros. Su radio de acción era de 300 Km. Su carrera de despegue era de 270 metros, y la de aterrizaje de 270 metros. Su autonomía era de 780 Km a 4.800 metros de altura y a una velocidad de 315 Km/h y 2.550 r.p.m. sin la reserva de combustible. El peso en vacío era de 1.380 Kg y el total de 1.905 Kgm, con una carga máxima de 525 Kg.

Haz click para ampliar

Fiat CR-32

Los CR-32 formaron el nucleo de la Aviacion Legionaria, cuerpo expedicionario italiano que participó en la Guerra Civil Española al lado de los sublevados y al menos 405 aparatos operaron sobre los cielos españoles desde agosto de 1936. Los CR-32 estuvieron encuadrados en los grupos “Gamba di Ferro“, “Cucaracha“, “Asi di Bastoni“, “Frecce“ y “Baleari“, así como en las unidades españolas 2-G-3 y 3-G-3.

12 CR.32 llegaron a Melilla y allí se montaron a mediados de agosto. La primera patrulla de la aviación nacionalista llegó a Sevilla el 18 de agosto de 1936 y actuó en Cordoba 2 dias después, obteniendo su primera victoria aérea contra un nieuport 52. El 27 del mismo mes derribaron 1 Dewoitine 371 en Guadix. Al día siguiente 3 CR.32 fueron enviados a Mallorca, donde derribaron 3 hidroaviones Savoia 62 de la aviación republicana. El 31 de agosto fueron derribados los primeros CR.32 en Talavera, en un combate contra la aviación republicana, en la que los pilotos republicanos García Lacalle, Peña Dugo, Aguirre Lopez y Alonso Santamaría fueron ascendidos por su comportamiento en este combate.

En septiembre se montaron otros 9 CR.32 en Sevilla. Este avión logró la supremacía aérea en los dos meses de septiembre y octubre, al derrotar a los Dewoitine 371 y los Loire 46 republicanos a costa de sensibles pérdidas propias. En noviembre, ya había 3 escuadrillas de CR.32, cuyo nuevo jefe Fagnani trae ordenes de Roma de ser muy prudente ante la superioridad aérea de los Chatos y los Moscas. En el primer trimestre de 1937 el número de escuadrillas de CR.32 aumentaría a 5, aunque la superioridad aérea de los cazas rusos sigue siendo abrumadora. Sin embargo en la batalla del Jarama, el oficial español Morato y su patrulla azul de pilotos españoles obtuvo un día una gran victoria contra los aviones rusos.

En mayo se crea el primer grupo español de CR.32 mandado por Morato. Este grupo se luce en las batallas de la Granja y Huesca. Los italianos organizaron en abril la 6º escuadrilla de estos aviones y en mayo la 7º y la 8º. Estos dos últimos grupos fueron destinados al frente del norte en apoyo de los Heinkel 51.

En las duras batallas de Teruel, Belchite y Levante participaron los 4 grupos CR.32 que había entonces y un nuevo grupo español de estos aviones. En la primavera del 38 se consiguieron las 3º escuadrillas de los 2 grupos españoles de CR.32. En la campaña de Cataluña actuaron los 2 grupos italianos, la 2º escuadrilla del 2G3 (segundo grupo de caza español formado por CR.32) y el grupo 3G3.

Los Fiat CR.32 demostraron ser un enemigo peligroso para cazas más modernos, como los soviéticos Polikarpov I-15 y Polikarpov I-16, que operaban en las filas republicanas, ya que su maniobrabilidad les permitía salir airosos de combates con enemigos más veloces y mejor armados. Los aviadores italianos obtuvieron unas 300 victorias con pérdida de 73 aparatos propios en combate. Una vez terminada la guerra, los CR.32 quedaron en España, convirtiéndose en el núcleo embrionario de las fuerzas aéreas nacionalistas.

En combate CR-32 vs. I-15

En España la Hispano Aviación siguió fabricando en su factoría de Triana (Sevilla) el modelo CR.32 bajo la denominación Hispano Aviación HA 132 L desde 1938 hasta 1948. Se construyeron aproximadamente 100 aparatos y se reconstruyeron otros tantos a partir de cédulas excedentes de guerra; asimismo fabricó 40 biplazas de entrenamiento desarrollados a partir del CR.32quater. Fueron conocidos popularmente como Chirri y algunos permanecieron en servicio como entrenadores hasta 1953

El primer usuario extranjero del CR.32 fue China, que compró 16 aparatos en 1933. Estos aviones, armados con dos ametralladoras Vickers, prestaron excelentes servicios durante la invasión japonesa. Sin embargo, fueron relegados por los muy superiores biplanos Curtiss Hawk que equipaban la mayoría de las unidades de caza chinas durante 1934-36.

Las Fuerzas Aéreas de Hungría recibieron 76 CR.32 durante 1935-36, que fueron usados como entrenadores y entraron en combate en marzo de 1939, reprimiendo a los sublevados contra el gobierno germanófilo, tras la anexión de Rutenia.

Los húngaros experimentaron con un CR.32 al que colocaron un motor radial Gnome-Rhône 14Mars de 750 cv, consiguiendo que el aparato alcanzara una velocidad de 420 km/h a 4.000 m. Sin embargo, el gobierno húngaro fue incapaz de conseguir más motores de dicha marca, y el proyecto de remotorizar los CR.32 fue abandonado.

Austria también adquirió 45 CR.32bis en la primavera de 1936 para equipar la Jagdgeschwader II en Wiener Neustadt. En marzo de 1938 las unidades austríacas fueron absorbidas por los grupos de caza de la Luftwaffe, pero tras un breve período, los 36 aviones supervivientes fueron cedidos a Hungría.

Haz click para ampliar

Fiat CR.32bis Unit: NII VVS Serial: ex 3-6 (s/n 431) This aircraft tested at NII VVS in 1937

Variantes

CR:32: versión inicial; 291 fueron entregados a la Regia Aeronautica, incluyendo los prototipos, 76 a Hungría y 16 a China.

CR.32bis: construidos a partir de 1935; llevaban instaladas dos ametralladoras de tiro frontal SAFAT de 7,7 mm bajo las alas, además de otras dos en el fuselaje de 12,7 ó 7,7 mm. La producción total fue de 328 ejemplares, 238 para la Regia Aeronautica y 45 para Austria. El peso extra de las ametralladoras subalares causaba pérdidas importantes en las características de vuelo, que a menudo obligaban a desmontarlas.

CR.32ter: versión aligerada que sólo disponía como armamento de las dos ametralladoras del fuselaje SAFAT de 12,7 mm. En total se construyeron 103 ejemplares, que sirvieron todos en España, 60 pilotados por españoles.

R.32quater: versión ligera del CR.32; con el mismo armamento que el CR.32ter. Se construyeron 398 aparatos, 105 fueron encuadrados en la Aviación Legionaria durante la Guerra Civil Española, 27 fueron cedidos a los nacionalistas, 10 a Venezuela y cinco a Paraguay; el resto fue entregado a la Regia Aeronautica. En total se construyeron 1.212 aparatos de la familia del CR.32.

CR.33: versión del CR.32 con motor Fiat A.33 RC 35 de 700 cv. El primer prototipo voló en 1935 (matriculado MM.296) y otros dos más en 1937, pero no se llegó a fabricar en serie.

CR.40: prototipo con morro adaptado para llevar un motor radial Bristol Mercury IV de 525 cv, matriculado MM.202. Fue construido en paralelo al prototipo del CR.32 y voló por primera vez en 1934.

CR.40bis: designación de un prototipo, matriculado MM.275, con la misma configuración alar que el CR.40, pero impulsado por un motor radial Fiat A.59R de 700 cv. Sin embargo, no consiguió obtener buenas prestaciones (la velocidad máxima era de tan sólo 350 km/h) y fue rechazado.

CR.41: prototipo similar al CR.40 y matriculado MM.207. Estaba impulsado por un motor Gnome Rhône 14 Kfs de 14 cilindros en estrella; se le modificaron las superficies del plano de cola para mantener la estabilidad direccional.

Especificaciones técnicas Fiat CR.32

Motor: Fiat A.30 RA bis de 12 cilindros en V
Potencia: 600 cv nominales
Estructura: metálica de aluminio y tela
Dimensiones
Envergadura: 9,5 m
Longitud: 7,45 m
Altura: 2,63 m
Superficie alar: 22,10 m²
Pesos
Vacío equipado: 1.380 kg
Máximo en despegue: 1.905 kg

Prestaciones
Velocidad máxima: 356 km/h, a 3.000 m
Techo de servicio: 7.550 m
Alcance: 780 km
Armamento: Dos ametralladoras sincronizadas BREDA-SAFAT de 12,7 mm o dos de 7,7 mm o una combinación de ambos calibres. Bombas: unos 100 kg

Para ahondar mas en este avión, aquí os recomiendo la lectura de este libro que muy posiblemente os interesara:

Título: Fiat CR-32 Chirri (Aviones Famosos 3).
Autor: J.A. Guerrero
Editorial: Editorial San Martín
ISBN: 8471401347

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s